Los valores cristianos en el colegio

valores-cristianos

Nuestra visión cristiana sobre la educación

En nuestro colegio, los valores cristianos son un elemento clave dentro de la educación de nuestros alumnos durante toda su vida escolar. Son parte de nuestro Proyecto educativo y están recogidos en nuestro ideario. El prototipo de persona humana, en el pleno sentido de la palabra, lo encontramos en la persona de Jesús de Nazaret. Y de su vida y enseñanza, obtenemos los principios y valores que forman parte del día a día de nuestra labor educativa.

Buscamos una educación integral, que abarque todos los ámbitos de la persona y no solo el conocimiento de las diferentes asignaturas.

Acercamos a los niños y jóvenes a una  visión positiva y crítica de la vida, percibiendo en todas las realidades y circunstancias, la presencia de Dios y la posibilidad que pone en nuestras manos de ser constructores de una Sociedad más justa y más humana. 

Buscamos formar personas con una mente abierta al mundo, con formas innovadoras de enseñanza que proporcionen al alumno herramientas para tener una actitud inconformista y en continuo cambio.

Desde el Colegio Madre de Dios optamos por una  educación personalizada, dejando a un lado el modelo academicista de una escuela dirigida a las masas. Todos formamos parte: los profesores, el personal de administración y sercios, los alumnos y los padres crecemos juntos, formando comunidades de aprendizaje.

Como nuestro mismo lema dice, buscamos ser “más humanos, más cristianos, más felices”. No queremos la rigidez y la seriedad dentro de la enseñanaza. Creemos que nuestros alumnos deben divertirse y ser felices aprendiendo. Buscamos la proactividad de nuestros niños y jóvenes en las aulas, convirtiéndoles en protagonistas apasionados de su propio aprendizaje.

Nuestras celebraciones

En nuestro colegio, a lo largo del curso escolar, festejamos diferentes actividades encaminadas a celebrar fiestas que la misma liturgia nos ofrece (la Navidad, por ejemplo) u otros acontecimientos importantes a nivel mundial o congregacional (Domund, día de la paz, Nacimiento de Nuestra Fundadora Madre Trinidad…)

Debido a los acontecimientos que por el COVID´19 llevamos viviendo a nivel mundial, no ha sido posible realizar ninguna fiesta que suponga encuentro masivo de personas. Este año, tomando el primer trimestre con cautela, hemos decidido no celebrar el Domund, Jornada mundial de las misiones, que se celebra cada año, el penúltimo domingo de octubre, para apoyar a los misioneros en su labor evangelizadora, desarrollada en las zonas más desfavorecidas. 

En su lugar, nos hemos hecho eco de la situación en la que están viendo miles de damnificados por el Volcán de La Palma, “Cumbre Vieja”. Con los voluntarios de la Fundación M. Trinidad Carreras, preparamos sobres y volcanes para la recogida de donativos. Pero ha sido tal el éxito de esta iniciativa, que se unieron a ella todos los alumnos de ESO.

Porque a la familia “Madre de Dios”, lo que pasa en nuestro mundo no le pasa desapercibido.