Entrevista periódico La Razón a nuestra directora pedagógica

entrevista periodico la Razón

Desde el periódico La Razón le han hecho una entrevista a nuestra directora pedagógica muy interesante, esperamos que os guste y os ayude a conocernos mejor.

El colegio Madre de Dios tiene a sus espaldas una larga trayectoria educativa que lo ha convertido en uno de los referentes en Madrid. Para conocer de primera mano cuál es su proyecto, hablamos con su Directora Pedagógica, Marina Moreno.

¿Cuándo se puso en marcha el colegio Madre de Dios?

El centro comenzó su andadura en 1944, cuando la Congregación de las Esclavas de Santísima Eucaristía y de la Madre Dios abrieron un internado en la zona de Arturo Soria, que en aquellos tiempos distaba de ser la zona urbana que es hoy. Durante bastante tiempo solo se impartían los primeros cursos de la actual primaria, pero gracias al apoyo de las familias fue creciendo paulatinamente, tanto en instalaciones como
alumnos hasta llegar al colegio que conocemos hoy en día.

¿Qué balance hacen de todos estos años de trayectoria?

Creemos que ha sido muy positivo, desde esos primeros y modestos días hasta el proyecto consolidado que es hoy, el colegio se ha caracterizado por unos resultados académicos contrastados y, al mismo tiempo, ha sido capaz de integrar plenamente en el proyecto educativo el espíritu de la congregación y la innovación.

¿Qué cursos se imparten en el colegio?

En el colegio se imparten todos los ciclos, desde Educación Infantil hasta Bachillerato. Nuestros alumnos pueden comenzar en nuestro centro a los dos años y finalizar su formación listos para acceder a la universidad.

directora pedagogica Madre de Dios

¿Cuál es la estructura actual?

El número de alumnos ronda los 700 estudiantes. Normalmente contamos con dos líneas, aunque en la situación excepcional debida al Covid-19 algunos cursos se han desdoblado en tres. El equipo lectivo está formado por 53 profesores, incluyendo profesores nativos para la impartición de idiomas (inglés y francés). También disponemos de servicio de enfermería escolar. En cuanto a nuestras instalaciones, destacaría las aulas de tecnología y networking, así como instalaciones deportivas y el comedor. Además, es importante mencionar que el edificio de Educación Infantil está totalmente separado de las otras etapas, disponiendo de patio y comedor propios.

¿Qué diferencia al centro de otros colegios?

Creemos que nuestro principal elemento diferenciador es la cercanía y la capacidad de acompañamiento. Nuestro número de alumnos no es muy grande, lo que nos permite poder hacer seguimiento permanente de nuestros estudiantes y tener una interlocución muy directa y ágil con las familias.

¿Cómo definiría la filosofía del centro y su proyecto educativo?

Como comentaba, nuestro objetivo es tener una relación cercana con nuestros alumnos que permita llegar a la excelencia, tanto en la formación académica y personal. Contamos con un Proyecto Propio en el que apostamos por impartir asignaturas en inglés, pero siempre asegurando que nuestros alumnos consolidan los contenidos más relevantes en español, su idioma materno.
Utilizamos la tecnología como un recurso más en la enseñanza de las materias. Este factor ha sido clave para minimizar el impacto de la pandemia, ya que nos permitió continuar con las clases durante el período de confinamiento y completar los objetivos curriculares establecidos a comienzos de curso, desde primero de primaria hasta segundo de bachillerato. En este curso, con semipresencialidad en algunos niveles, sigue siendo clave para el desarrollo normal de las clases.

alumnos colegio

¿En qué se traduce esa forma de entender la educación en el día a día del colegio?

Hay numerosos detalles en los que se plasma nuestra filosofía. Desde el trato cercano de los profesores con los alumnos, al seguimiento personalizado de las necesidades de cada alumno, incluyendo los que necesitan algún tipo de apoyo. Desarrollamos actividades adicionales, como las jornadas de inmersión lingüística o el día de start-up. Nos apoyamos en plataformas para que los alumnos y familias puedan seguir puntualmente el desarrollo académico. En todas las actividades que organizamos ponemos en práctica nuestros valores cristianos para que la formación personal vaya pareja a la académica. Por ejemplo, fomentamos las actividades de voluntariado a lo largo del curso. Como bien indica nuestro lema, trabajamos para hacer alumnos “más humanos, más cristianos, más felices”.

¿Qué papel juegan las familias en el día a día de la escuela?

Consideramos que las familias son clave en el desarrollo del colegio y tienen que tener un papel destacado. La Asociación de Madres y Padres es un actor que continuamente está dinamizando la actividad del colegio desde numerosos puntos de vista, ya sea desde la organización de actividades en el centro o a la hora de proponer ideas para enriquecer nuestro proyecto educativo.

¿Se puede innovar en una materia como la educación?

Sí. No solo es posible, sino que se debe hacer. No es una tarea sencilla, porque demanda mucha formación e implicación del profesorado. Además, la innovación debe ser un proceso con objetivos claros y resultados medibles, no innovar solo por innovar.

¿Cuáles son los retos de futuro del centro?

Por un lado, continuar con la adaptación a las cambiantes necesidades de nuestros alumnos, que cada vez son más digitales y demandan procesos adaptados, pero sin perder la esencia y la calidad. Un reto permanente es mantener el nivel de excelencia que nos ha permitido obtener sobresalientes resultados en las pruebas de acceso a la universidad. Otro es buscar que la innovación se alineé más con el mundo empresarial, preparando a nuestros alumnos para el futuro que les espera. Y por último, queremos ser capaces de mantener, en el nuevo marco normativo que se nos avecina, lo mejor de nuestro proyecto y lo que nos demandan las familias.