Concurso de Pintura Patrimonio Nacional

El colegio Madre de Dios es un colegio innovador, familiar, creativo y divertido en el que los alumnos van creciendo en sus diferentes aptitudes. Desarrollan la creatividad, fomentan las inteligencias múltiples y los acompañan en su crecimiento personal.

Ofrecen diferentes vivencias fuera del aula mediante la presentación de alumnos a diferentes concursos como por ejemplo: Retotech, concurso de ortografía, concurso de primavera matemático, concurso de pintura de Patrimonio Nacional…  Con estas experiencias van creciendo como personas tanto en éxitos como en superación.

Y aquí nos vamos a parar para felicitar a los participantes del XXIX Concurso de Pintura de Patrimonio Nacional, que han conseguido ser finalistas y una de ellos, ganadora del primer premio.  Hablamos de tres alumnos que son representativos del trabajo que se va realizando en el colegio.

Jeet, Esperanza y Eugenia, tres alumnos de sexto de Primaria cuya gran motivación son las artes. Su templanza, dedicación, paciencia, confianza, autonomía, iniciativa personal, cariño, creatividad, talento, entusiasmo… es lo que les ha llevado hasta la final.

Todas estas y muchas más son las habilidades que se fomentan en el colegio.

Jeet y Esperanza han sido finalistas en este concurso presentando unos trabajos impresionantes llenos de cariño. Eugenia ha sido la ganadora de este año 19-20 con un trabajo que demuestra, junto con su don para las artes, todo lo que el cole le ha ido enseñando con el paso de los años.

Para ellos ha sido un gran reto, un esfuerzo que ha merecido la pena ya que han conseguido una gran recompensa: Sus trabajos han sido reconocidos como los mejores entre miles de trabajos presentados a nivel nacional.

alumna premio Eugenia

Y qué podemos decir de la ilusión de Eugenia al recibir su gran premio (ordenador, caja de pinturas y tríptico con diploma). Seguro  que cada vez que utilice algo de esto, recordará el colegio con gran cariño sabiendo que creyeron en ella y le dieron la oportunidad de participar.

Seguro que esta experiencia servirá de inspiración a otros alumnos con inquietudes para seguir trabajando y superarse día a día. Por eso desde el colegio, los profesores, seguirán animando y acompañando a los chicos y chicas a continuar participando en estos pequeños retos que les hace creen como personas.